Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/north651/public_html/griell.eu/wp-includes/post-template.php on line 284

Imagina Brujas

bruggeslaceswann
Si no lo conoces, imagina Brujas… Brujas es un decorado de teatro, es una ciudad temática, es el encaje de un cisne nadando en el visillo de una ventana cuyo cristal refleja un cisne nadando en un canal.

Y si te sitúas bien, verás la ventana reflejada a su vez en el canal.

Imagina una ciudad rica del final de la Edad Media. Muy rica. Tan gótica como Venecia es barroca. La tercera ciudad de Europa, tan volcada en el comercio que no tiene tiempo (ni ganas) de dotarse de una Universidad. Imagina sus calles estrechas, en las cuales podías seguir por el olor la carreta cargada de especies de Colombo, o por los reflejos irisados en las fachadas, el traslado de un almacén de sedas de China.

000111_brujasred1

Imagina sus mercaderes bebiendo cerveza al final de la jornada, contando sus ganancias en monedas de oro como en un cuadro de VanEyck. Imagina el interior de sus casas, la ventana en lo alto por la que entra un sol casi horizontal, sol gris del norte de Europa pero que resalta sobre el oscuro suelo el vestido de terciopelo azul y la cara blanca de una modelo de Vermeer.

Pero no le pongas música, Brujas, a diferencia de Venecia, no tiene música salvo los acordeones rancios denostados por Brel, no le pongas comida, en Brujas no se come, salvo mejillones hervidos… Se pintaba eso si, porque la pintura es una inversión. Se construía, o mejor, se hacía arquitectura, porque es riqueza que se ve, que se toca, que se palpa. Pero música, comida… ¿para qué?.

000104_brujasred

Ponle ruido de carros por el empedrado húmedo de sus calles, ponle gritos de mercado (en Brujas se inventó la Bolsa), ponle olor y color de dinero, vida – si eso es vida – actividad frenética. Carillón que suena cada hora en el Beffroi, para recordarnos que el tiempo pasa, y que es dinero que se escapa.

De pronto, la vía de agua que les permitía negociar se ciega, y la economía se traslada a Amberes.

000107_gatbrujasred
En diez años, solo quedan en Brujas los ya muy ricos, y los católicos aprendices de resignación cristiana. La ciudad queda silenciosa, sus almacenes desiertos, congelada en el tiempo, sus horas inacabables regladas aun por el Beffroi, ya sin sentido.

Solo queda hacer encaje de bolillos, ¿qué más se puede hacer?, mientras baja la niebla sobre Brujas. Cinco siglos de niebla

Y llega el siglo XX, y con el las vacaciones pagadas, y el automóvil.

Y se empieza a levantar la niebla sobre Brujas. Con delicadeza, no se vaya a destruir ese ambiente impalpable que configura la ciudad.

Brujas es eso, un juego de espejos embrujados, en el cual no llegas a diferenciar la realidad de la imagen.

Tags:

Leave a Reply

Looking for something?

Use the form below to search the site:

Still not finding what you're looking for? Drop a comment on a post or contact us so we can take care of it!

Visit our friends!

A few highly recommended friends...