Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/north651/public_html/griell.eu/wp-includes/post-template.php on line 284

El ascensorista de Santiago

ascensorista-4

La primera vez que estuve en Chile, hace ya muchos años, nuestro representante me había reservado habitación en pleno centro de Santiago. Para los que no conocen Chile, pero en general, y con muchas excepciones, en todas las ciudades de América, tanto del Norte, como Central o del Sur, el centro no es “the place to be”. Y menos de noche.

Un taxista zigzagueante me dejó en el hotel, esquivando las feroces micros amarillas (otro día haré un post sobre ellas, ahora que están ya en vías de extinción) a través de calles húmedas y oscuras… debo decir que Chile es un país que quiero mucho, pero que el centro de Santiago (incluso los Santiaguinos estarán de acuerdo conmigo), no es un lugar acogedor al atardecer.

Hice el check-in, me dirigi al ascensor, y ahí estaba él ¡un ascensorista!

old-elevator

Era una persona entrañable, discreto y sentencioso en su hablar, siempre de generalidades, temeroso sin duda de divulgar secretos que sólo él poseía, quién se había encontrado con quién y en qué habitación. Y no solo parejas sin equipaje pero con urgencia, sino probablemente también extraños compañeros de cama políticos, empresas que pactaban precios con la competencia en el anonimato de una habitación.

Mudo conductor hacia un séptimo cielo a las cinco de la tarde, triste testigo de huídas desconsoladas a las siete.

Nunca pude saber nada de él, ni dónde vivía, ni cómo había llegado a un puesto de semejante responsabilidad, porque aquel ascensor no disponia de botones, sino de un mando unico: que había que saber en qué momento exacto hacer bascular para detener el ascensor a nivel.

Y después, cuando viví en Santiago ví que no se había perdido el oficio, y, aunque los ascensores tuviesen pulsadores, aún estaban allí los ascensoristas como mudos Carontes, para guiarnos, no nos fuesemos a perder en el trayecto; pero sobre todo, estoy seguro, para controlar a los ascensores y así evitar que, libres de ataduras terrenas, nos catapultasen hacia el cielo.

Tags: , ,

4 Responses to “El ascensorista de Santiago”

  1. Prin Says:

    Si te digo la verdad, las personas que guardan demasiados secretos me dan miedo. Si la persona es un ascensorista lleno de ellos, que ha visto tanta gente en su vida como para con una simple mirada saber demasiadas cosas sobre ti, mucho mas.
    Y si encima, es un ascensor sin botones… ni te digo!

    La cosa es no llegar al demasiado, ni siquiera aspirar a demasiado, como llegar al cielo.

  2. nicole Says:

    hola, que interesante tu post, una consulta ¿en qué hotel se encotraba ese ascensorista? que con una amiga estamos buscando encotnrar a personas que sigan realizando ese oficio
    salu2

  3. griell Says:

    El ascensorista no era de un hotel, era de un edificio oficial, y al menos tengo dos situados, aunque te hablo de hace tres años
    Uno estaba en un edificio oficial, pero eran ascensores modernos, y no tenia mucho glamour
    El otro, en la central de Iberia, no se la direccion pero seguro que la encuentras en la web

    un saludo

    carlos

  4. Alvaro Says:

    Hola, sabes, quisiera saber si sabes o recuerdas por que parte de santiago esta situado este edificio, o a que corresponde. ojala nos puedas ayudar.
    saludos.

Leave a Reply

Looking for something?

Use the form below to search the site:

Still not finding what you're looking for? Drop a comment on a post or contact us so we can take care of it!

Visit our friends!

A few highly recommended friends...