Archive for the ‘empresa’ Category

Bruce Schneier’s: Risk Intuition

Thursday, October 8th, 2009

Recibo una excelente página en las implicaciones sociologicas de la seguridad, de Bruce Schneier que os recomiendo.

Siento no traducirla del ingles, pero me da mucha pereza…

People have a natural intuition about risk, and in many ways it’s very good. It fails at times due to a variety of cognitive biases, but for normal risks that people regularly encounter, it works surprisingly well: often better than we give it credit for. This struck me as I listened to yet another conference presenter complaining about security awareness training. He was talking about the difficulty of getting employees at his company to actually follow his security policies: encrypting data on memory sticks, not sharing passwords, not logging in from untrusted wireless networks. “We have to make people understand the risks,” he said.

It seems to me that his co-workers understand the risks better than he does. They know what the real risks are at work, and that they all revolve around not getting the job done. Those risks are real and tangible, and employees feel them all the time. The risks of not following security procedures are much less real. Maybe the employee will get caught, but probably not. And even if he does get caught, the penalties aren’t serious.

Given this accurate risk analysis, any rational employee will regularly circumvent security to get his or her job done. That’s what the company rewards, and that’s what the company actually wants.

“Fire someone who breaks security procedure, quickly and publicly,” I suggested to the presenter. “That’ll increase security awareness faster than any of your posters or lectures or newsletters.” If the risks are real, people will get it.

You see the same sort of risk intuition on motorways. People are less careful about posted speed limits than they are about the actual speeds police issue tickets for. It’s also true on the streets: people respond to real crime rates, not public officials proclaiming that a neighborhood is safe.

The warning stickers on ladders might make you think the things are considerably riskier than they are, but people have a good intuition about ladders and ignore most of the warnings. (This isn’t to say that some people don’t do stupid things around ladders, but for the most part they’re safe. The warnings are more about the risk of lawsuits to ladder manufacturers than risks to people who climb ladders.)

As a species, we are naturally tuned in to the risks inherent in our environment. Throughout our evolution, our survival depended on making reasonably accurate risk management decisions intuitively, and we’re so good at it, we don’t even realize we’re doing it.

Parents know this. Children have surprisingly perceptive risk intuition. They know when parents are serious about a threat and when their threats are empty. And they respond to the real risks of parental punishment, not the inflated risks based on parental rhetoric. Again, awareness training lectures don’t work; there have to be real consequences.

It gets even weirder. The University College London professor John Adams popularized the metaphor of a mental risk thermostat. We tend to seek some natural level of risk, and if something becomes less risky, we tend to make it more risky. Motorcycle riders who wear helmets drive faster than riders who don’t.

Our risk thermostats aren’t perfect (that newly helmeted motorcycle rider will still decrease his overall risk) and will tend to remain within the same domain (he might drive faster, but he won’t increase his risk by taking up smoking), but in general, people demonstrate an innate and finely tuned ability to understand and respond to risks.

Of course, our risk intuition fails spectacularly and often, with regards to rare risks, unknown risks, voluntary risks, and so on. But when it comes to the common risks we face every day — the kinds of risks our evolutionary survival depended on — we’re pretty good.

So whenever you see someone in a situation who you think doesn’t understand the risks, stop first and make sure you understand the risks. You might be surprised.

This essay previously appeared in The Guardian.
http://www.guardian.co.uk/technology/2009/aug/05/bruce-schneier-risk-security or http://tinyurl.com/ngu224

Risk thermostat:
http://www.amazon.com/Risk-John-Adams/dp/1857280687/ref=sr_1_1?ie=UTF8&s=books&qid=1246306830&sr=8-1 or http://tinyurl.com/kwmuz9
http://davi.poetry.org/blog/?p=4492

Failures in risk intuition
http://www.schneier.com/essay-155.html
http://www.schneier.com/essay-171.html

De una entrevista de Andrew Roberts en El Mundo

Friday, September 4th, 2009

churchillAndrew Roberts es historiador e inglés. Mi duda es si se puede ser historiador en este siglo sin ser inglés, probablemente sea debido a que la cultura, y sobre todo la critica, es, cada vez más, angloparlante.

Y Andrew Roberts ha escrito un libro, Masters and Commanders, que trata de las relaciones (no siempre sencillas) entre los politicos (en este caso, Churchill y Roosevelt) y los militares que les asesoraban durante la segunda guerra mundial, Marshall y Brooke.

P: Quienes serían los Masters y los Commanders de hoy?

32_fdr_11R: [grandes risas] a diferencia de Churchill y Roosevelt, los políticos actuales son incapaces de nombrar a personas que no les van a dar la razón en todo. Churchill y Roosevelt eligieron a Brooke y Marshall aún sabiendo que esos eran hombres que les iban a decir exactamente lo que pensaban y se enfrentarían a ellos. Alan Brooke solía sentarse aquí en Londres, en el War Room, rompiendo lápices y diciendo: “No, Señor Primer Ministro, no estoy de acuerdo con Vd.” ¿se imagina que esto ocurriera ahora? ¿un asesor rompiendo un lápiz, de pura furia, frente a un presidente?

P: ¿Por qué nuestros políticos no actúan así?

R: Porque quieren salirse con la suya en cada momento. Por eso solo nombran personas que solo saben decir que sí, con caracteres más débiles.
zapatero
Pues eso, si no basta mirar el perfil de los ministros del Gobierno de España, un Ministro de Fomento explicando que se modifican los impuestos mientras la Ministra de la cosa no dice nada, un Celestino Corbacho que dice que no se modifica el decreto sobre prestaciones a los parados de larga duracion por la mañana, y por la tarde lo desautorizan.

Yo creo de todas maneras que Zapatero hace bien no teniendo un Alan Brooke, porque en una de esas, en lugar de romper el lapiz, se lo clavaba en la yugular y ponia perdida la moqueta.

Y, los que estamos en la empresa, a menudo vemos muchos Masters pero falta algun Commander

Leopoldo Abadía habla de la organización empresarial

Tuesday, September 1st, 2009

Un articulo de El Confidencial del 1/9/2009

DESDE SAN QUIRICO 01/09/2009
Vengo de El Grado y me voy a Rodiezmo

El Ministro de Trabajo ha dicho que los pensionistas tenemos que esperar al 6 de septiembre para conocer nuestra suerte en 2010.

Dice que ese día el Presidente Zapatero hablará de esta cuestión en un mitin de UGT en Rodiezmo (León).

Estoy entusiasmado, porque este año es el de la revolución de los pueblos pequeños.

Acabo de volver de El Grado, un pueblín de 500 habitantes, en la provincia de Huesca. En una boda conocí al Alcalde, un tío muy majo. Estuvimos hablando y nos contó que, en el pueblo, organizan cada dos años el Campeonato Mundial de Parchís.

El Campeonato fue el penúltimo sábado de agosto. La víspera yo di una charleta en la plaza Mayor del pueblo, como precalentamiento antes del Campeonato.

———de aqui se puede saltar a la parte interesante —————>

Al día siguiente, la locura. 640 personas inscritas en el campeonato, por parejas, que empezó a las 12, izando la bandera de la APLG (Amigos del Parchís de Lo Grau) y cantando todos, con la mano en el corazón, el himno oficial (el célebre “Parchis, chis, chis”). Luego, cuenta atrás: 10, 9, 8,7…, con los participantes moviendo los cubiletes en un ambiente de concentración total.

A las 12 de la noche volvimos al pueblo. Estaba jugándose la partida final. La gente, rodeando la única mesa que quedaba y gritando cada vez que alguien conseguía comer una ficha al contrario. El locutor de Radio El Grado, retransmitiendo la partida. Increíble. Ganó la pareja colombiana, que habían resultado vencedores en el Campeonato Nacional de Colombia, cuyo primer premio fue participar en el Mundial de El Grado.

Me pareció todo una preciosidad. Si os digo que, cuando la gente movía los cubiletes en la cuenta atrás, se me saltaban las lágrimas, pensaréis que soy un blando. Pero sí, me emocioné al ver lo que puede hacer un Alcalde majo y unos Concejales majos en un pueblo majo.

Y cuando el Alcalde dijo que el presupuesto lo habían cubierto las empresas de la comarca y que lo que habían sacado de inscripciones se donaba a una ONG, estuve por pedir que me empadronaran allí. Lo que pasa es que tengo un compromiso de lealtad con San Quirico y no puedo traicionarlo. Pero se me quedó el corazón partido.

———— y aqui se reemprende ————-

Por eso le comprendo a nuestro Presidente. Está más a gusto en un pueblo de su tierra y con sus amiguetes de UGT que en el Congreso de los Diputados, donde hay gente que, como no es de su pueblo, no le quieren tanto y le hacen preguntas incómodas.

Mi discurso en El Grado tuvo gran aceptación. El público era favorable, estaban de vacaciones y tenían ganas de aplaudir. Al Presidente le va a pasar lo mismo en Rodiezmo. El pueblo tiene 157 habitantes. Menos mal que Cándido Méndez moverá a la gente y tendrá un poco más de público. Pero igual le gano yo, porque en El Grado, en mi conferencia, había bastante gente.

Lo que pasa es que el tema del que va a hablar es importante. A mí me parece que nos debía invitar por lo menos a los pensionistas, porque no sé si es correcto que el Presidente de todos los españoles vaya a hablar a un mitin organizado por el Sindicato de su partido, para contarles a ellos solos algo que nos afecta a los demás, y mucho.

Yo, si fuera Ministro de Trabajo, iría al mitin, me pondría en última fila y, en cuanto me enterase de cómo va a quedar lo de las pensiones, me iría corriendo a Madrid a hacer una rueda de prensa. Así parecería que sirvo para algo y que el Presidente no me puentea, cosa que se suele decir en las empresas cuando el de arriba habla con los de abajo y se salta a los de en medio.

Había pensado ir a Rodiezmo. Tengo un muy buen amigo, periodista, socialista, con el que me encuentro de vez en cuando en la tele. Le iba a llamar para decirle: “Toni, consígueme un pase”. Y me lo hubiera conseguido, porque nos entendemos muy bien.

Pero lo de Rodiezmo es el 6 de septiembre y yo, el 7, cumplo 76 años (ya iba siendo hora, porque llevo año y medio diciendo que tengo 75) y en casa lo vamos a celebrar y cómo les digo a los de mi familia que no puedo porque estoy en Rodiezmo conociendo mi suerte, o sea, enterándome de lo que quiere hacer el Presidente con mi pensión.

Ya me enteraré cuando el Ministro se entere y me lo cuente. Total, por un par de días, no pasa nada.

Looking for something?

Use the form below to search the site:

Still not finding what you're looking for? Drop a comment on a post or contact us so we can take care of it!

Visit our friends!

A few highly recommended friends...